23 formas de decir que NO en español | Cómo decir que NO en español de España

  • por
Formas de decir que no en español

¿Conoces más formas de decir que NO en español? ¿En contextos formales, informales e, incluso, de forma vulgar? ¿Cómo decimos que NO los españoles cuando estamos enfadados? En este vídeo, vamos a ver:

👉 Muchas formas de decir que no en español de España.

👉 Formas adecuadas para contextos formales.

👉 Formas adecuadas para contextos informales.

👉 Formas vulgares usuales en España.

Transcripción del vídeo “23 formas de decir que NO en español | Cómo decir que NO en español de España”

-Profe, ¿me puede subir la nota?

-De ninguna manera.

 

-¿Vas a suscribirte a Erre que ELE?

-Ni de coña.

-¿Perdona?

-Es broma.

 

-Mamá, ¿me dejas el coche?

-Va a ser que no.

 

¡Hola a todos y todas! Como ya sabéis, mi nombre es Lucía y soy profesora de español. Hoy vamos a ver muchas formas diferentes de decir que NO en español. Primero, veremos las formas formales y coloquiales y, después, veremos las maneras más vulgares de negarnos en español.

Recordad que tenéis la transcripción de este vídeo y de muchos más en www.errequeele.com.

¡Empezamos!

Cuando decimos que no de forma directa, el discurso puede parecer un poco agresivo, ¿verdad? Por eso, aunque podamos utilizar las siguientes formas tanto en contextos formales como informales, cuidado con su uso, porque son muy directas.

Vamos con la primera: de ninguna manera o de ningún modo.

-¿Me pueden quitar horas de oficina y subirme el salario… un poco?

-De ninguna manera.

 

-¿Me pueden asignar un coche de la empresa?

-De ningún modo.

 

-Mamá, ¿puedo retirarme esta noche a las 3 de la mañana?

-De ninguna manera.

 

¡En absoluto!

-Lucía, ya sé que eres vegetariana, pero… ¿no quieres un poquito de jamón?

-En absoluto.

 

-¿Me puede usted hacer un descuento para la compra de esta casa?

-En absoluto. Lo lamento.

 

También podemos ser irónicos, ¿eh?

 

-¿Te molesta que escuche un podcast sin los auriculares?

-No, en absoluto.

 

Bajo ningún concepto.

-¿Puedo… puedo conducir aunque haya bebido un poquito?

-Bajo ningún concepto.

 

-Bajo ningún concepto quiero que te vayas de aquí sin darle un “Me gusta” a este vídeo.

 

O sea, no. Todas estas formas anteriores quieren decir que no hay ninguna manera de que todo eso se pueda hacer. No, y punto. Es una respuesta bastante estricta y, como veis, las podemos utilizar tanto en contextos formales como en contextos coloquiales, como el de la familia o los amigos.

 

Ahora, vamos a alejarnos un poco de los contextos formales y a centrarnos, sobre todo, en los contextos coloquiales.

 

¡Qué va!

-¿Has terminado ya los trabajos para clase de español?

-Qué va. No he tenido nada de tiempo.

 

-A ti te gusta ese chico, ¿eh?

-Qué va, si tiene pareja.

 

Va a ser que no.

-¿Me compras un helado de chocolate?

-Va a ser que no.

 

-Ya sé que no te gustan las películas de ciencia ficción, pero… ¿qué tal si vemos esa peli?

-Va a ser que no.

 

Nanay (o nanay de la China)

-¿Me subes la paga, mami?

-Nanay.

 

-Le he pedido matrimonio a Brad Pitt y me ha dicho que nanay de la China. No sé por qué.

 

De eso nada (o de eso nada, monada)

“Monada” significa que algo es bonito. Y puede ser una persona, un animal o una cosa. Por ejemplo: su perro es una monada. Y aquí, en “de eso nada”, lo añadimos muchas veces, pero solo por la rima. Nada, monada. De eso nada, monada.

-¿Me escribes tú el guion para Youtube?

-De eso nada, monada.

 

-¿Me regalas tu cámara?

-De eso nada.

 

Vale, estas últimas formas ya eran coloquiales, pero vamos a ir subiendo el nivel. ¿El nivel de qué? Pues de confianza. Las anteriores también eran rechazo absoluto, o sea, no, no y no, pero estos suman el rechazo y mayor informalidad, así que es mejor utilizarlos en contextos de mayor confianza.

 

¡Ni de broma! O sea, no, ni siquiera hablando de broma, ni siquiera bromeando.

-¿Me haces tú los deberes? ¿Gratis?

-Ni de broma.

 

Y su equivalente “ni de coña”. “Coña” significa también “broma”, pero es más vulgar.

-Ha sido culpa tuya.

-Ni de coña. Ha sido por tu culpa.

 

-¿Te vienes a la piscina?

-¿Con el frío que hace? Ni de coña.

 

Ni pensarlo. O sea, que ni lo pienses siquiera, ni lo pienses.

-¿Vamos a África de vacaciones este verano?

-¿En verano a África? Ni pensarlo.

 

Ni se te ocurra. Este significa lo mismo que el anterior, o sea, que ni lo pienses, pero suena un poco más agresivo, porque al tener “te”, el pronombre personal, se refiere de forma mucho más directa a ti. Según el contexto, de hecho, puede sonar como una amenaza.

-Me voy a comprar un coche nuevo.

-¿Ahora? Ni se te ocurra. ¡Pero si se viene una crisis enorme!

 

-Ni se te ocurra ver el nuevo capítulo de Juego de tronos sin mí.

-Pero si Juego de tronos terminó hace ya tiempo.

-¡No jodas!

 

¡Ni lo sueñes! O sea, los otros eran que ni siquiera lo pienses, pero este es que ni siquiera lo sueñes.

-¿Estudiamos francés y abandonamos el español?

-Ni lo sueñes.

 

Y muy parecido a este es “sigue soñando”. O sea, que lo que estás diciendo o lo que estás pidiendo solo puede ocurrir en tus sueños, así que… sigue soñando.

-¿Quieres salir conmigo?

-Sigue soñando.

 

Aquí viene uno con un significado bastante fuerte. “Por encima de mi cadáver”. O sea, antes estoy yo muerta que aceptar eso que me estás diciendo. La única forma de que lo acepte es estando muerta.

-¿Te vienes a ver una corrida de toros?

-Por encima de mi cadáver.

 

Ni muerto” o “ni muerta” significa que ni siquiera estando muerta lo aceptaría.

-¿Algún día votarás a un partido racista?

-Ni muerta.

 

Ni “harto de vino” o “ni harta de vino”. O sea, ni borrachos, ni con mucho alcohol en el cuerpo, seríamos capaces de aceptar eso que nos piden.

-¿Te puedo invitar a una copa?

-Ni harta de vino.

 

Paso”. Es bastante, bastante coloquial. Estamos diciendo que no vamos a hacer algo, que no nos interesa o que no nos apetece hacerlo. No es para que la otra persona no haga algo, sino para nosotros mismos. Por ejemplo:

-¿Te vienes al cine?

-Paso.

 

-¿Me compras un coche?

-Paso.

 

Es muy coloquial, pero no es agresivo. Sin embargo, “no me da la gana” sí es más agresivo, porque parece que se enfrenta a la persona con la que habla. Se nota que estamos enfadados o molestos por algo, porque es muy rudo. Además, tiene ese mismo significado de que no nos apetece hacer algo a nosotros.

-¿Piensas hacer los deberes?

-No me da la gana.

 

-¿Le vas a pedir perdón a Juan?

-No me da la gana.

 

Vale, ahora, en último lugar, hemos llegado a la parte más VULGAR. No utilicen estas expresiones en sus casas sin protección, por favor. Usamos estas expresiones cuando estamos enfadados, indignados, cuando estamos en contextos de íntima confianza o cuando, simplemente, somos un poco maleducados.

 

Un capullo, un carajo, una mierda, los cojones.

Uf, madre mía.

-Tu jefe parece muy inteligente.

-Un capullo. Muy inteligente, dice… Los cojones.

 

-¿Soy yo o hace frío?

-¿Frío? Un carajo.

 

-Ve a comprar, anda.

-Una mierda.

 

-¿Vas a votar a Trump?

-Los cojones.

 

Espero que os haya sido útil y que a partir de ahora podáis negar de muchas más formas en español que no sean, solamente, “no”. Recordad que tenéis la transcripción de este vídeo y de muchos más en www.errequeele.com.

Nos vemos o nos escuchamos muy pronto aquí en Erre que ELE, en el podcast “Erre que ELE: Para hablar español”, o en las redes sociales, Instagram o Facebook. ¡Hasta pronto! ¡Chao!

-Si te ha gustado este vídeo, suscríbete si no lo estás ya, dale a me gusta y compártelo.

-Los coj…

-¡Eeeeh!

-Sí, sí, claro, perdona. Ahora mismo, ¿eh?

 



Puedes encontrarme en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *