¡Me cago en…! ¿Qué significa «me cago en»? Me cago en la mar, me cago en San Pito Pato, me cago en…

¿Qué significa me cago en?

¿Me cago en la mar? ¿Me cago en San Pito Pato? ¿Me cago en…? ¡¡Cuidado!! Esto es ESPAÑOL VULGAR, así que, si no quieres escuchar ni conocer palabras malsonantes, es mejor que vayas a otro vídeo 😜.



Aquí el vídeo en formato de pódcast. Episodio 28 del pódcast «Erre que ELE: Para hablar español»

Transcripción del vídeo y del episodio del pódcast «28. ¡Me cago en…!»

Primer aviso, queridos estudiantes de español. Este episodio va a ser 100% vulgar, así que, si no queréis asustaros ni sufrir por este tipo de vocabulario, es vuestro momento para iros a otro episodio.

¡Hola a todos y todas! Como ya sabéis, mi nombre es Lucía y soy profesora de español. Bienvenidos al pódcast Erre que ELE: Para hablar español. Si necesitáis revisar algo de este episodio, tenéis la transcripción en www.errequeele.com.

Bien, como veo que te has quedado a escuchar este episodio tan vulgar, comenzamos ya. Para empezar, ¿sabes qué significa el verbo “cagar”? Si no lo sabes, deberías, porque es una palabra ultra utilizada en español. Es la forma vulgar de “defecar”. Vaya, evacuar el vientre, vaciar el estómago, devolverle la comida al mundo. “Hacer las necesidades” también se dice, pero estas son las necesidades que requieren más tiempo.

Pues, en fin, en español, una de las formas más básicas del ser humano para quejarse es con “me cago en…”. En algo. O sea, para quejarnos en español de forma vulgar, para expresar contrariedad o desprecio hacia algo, decimos “me cago en” y añadimos en qué nos cagamos. Podemos cagarnos (con perdón por esta imagen tan desagradable) en muchas cosas. Pero no solo sirve para quejarnos, ¿eh? También sirve para mostrar extrañeza, cierta sorpresa.

Antes de seguir, ¿sabéis que es una blasfemia? Según nuestra queridísima Real Academia de la Lengua Española, es una “palabra o expresión injuriosas contra alguien o algo sagrado”. Básicamente, si estás insultando o si estás tratando de forma negativa con el lenguaje a algo relacionado con la religión, entonces, estás cometiendo una blasfemia.

Pues bien, en español es muy típico blasfemar, decir blasfemias, supongo que en otras lenguas también, ¿no? Un ejemplo de blasfemia súper típico es (y lo siento por esto): “Me cago en Dios”. Es decir, que el destinatario de nuestra ira sería Dios, el Dios cristiano por ser el imperante en España, en este caso. ¿Pero qué pasa? Que es de mala educación. O sea, está feo decir “me cago en Dios”. Por eso, solo se dice delante de personas de muuuuuuuucha confianza y personas que sabemos que no son religiosas y que no se van a ofender por nuestras palabras.

Ahora bien, como el lenguaje y los hablantes son muy listos, hay diferentes formas de decir lo mismo sin blasfemar. ¿Por qué letra empieza la palabra “dios”? ¿Conoces algún número que empiece por la letra “d” también y cuya palabra sea muy corta? Pues sí, “diez”. La gente, para no decir “me cago en Dios”, que es tan vulgar y puede ofender a los creyentes, dice “me cago en diez”. Es una sustitución que suena parecida y ya está.

Entonces, vais a escuchar mucho en España “me cago en Dios”, “me cago en diez”… pero también muchas otras formas. Una muy famosa es “me cago en la leche”. Sí, en la leche, ese líquido blanco que crean las madres mamíferos para sus bebés, aunque siempre que decimos “leche” pensamos en leche de vaca, ¿no? Pues “me cago en la leche” no tendrá mucho sentido (cagarse en la leche), porque… ¿quién quiere hacerle eso a la leche? Pero, aun así, lo utilizamos mucho.

¿Queréis más? “Me cago en la mar”, bastante típico también. “Me cago en la mar”. “Me cago en San Pito Pato”. “Me cago en la hostia”, que también es una blasfemia, porque la “hostia” se supone que es algo sagrado. “Me cago en la hostia”. Y ahora os voy a decir otra SOLO porque es muy típica, pero es MUY, muy vulgar y a mí no me gusta (aunque tengo que decir que a veces la utilizo). “Me cago en la puta”. Seguro que sabéis qué significa “puta” porque es una de las palabras más usadas en castellano, y no siempre para decir algo positivo como “de puta madre”. Pues bien, “me cago en la puta” es otra frase de queja o de extrañeza, de sorpresa, muy típica.

Aún hay otro uso de “me cago en”, ¿eh? Pero voy a resumir esta primera parte. Usamos “me cago en Dios”, “me cago en diez”, “me cago en la leche”, “me cago en la mar”, “me cago en la puta” u otras del estilo cuando nos hemos enfadado por algo o para expresar extrañeza, contrariedad, cierta sorpresa. Por ejemplo, el internet ha dejado de funcionar: “¡se ha ido el wifi! ¡Me cago en la mierda!”. “¡Se me ha caído el pan al suelo! ¡Me cago en la hostia!”. “¡Va perdiendo el Barça! ¡Me cago en la mar!”. “¡Me cago en diez, tío! ¿Qué haces aquí? ¡Cuánto tiempo sin verte!” (en este último estaríamos mostrando, sobre todo, cierta sorpresa, extrañeza, porque no esperábamos encontrarnos con nuestro amigo).

Y, para ser honestos, dos amigos por la calle que se encuentran después de mucho tiempo, a no ser que sean unas personas súper educadas, súper educadas, no van a decir (como yo acabo de decir) “me cago en diez”, van a decir “me cago en Dios, tío”, “me cago en la puta, tío”, ¿vale? O “me cago en la hostia”. Las formas vulgares. No van a decir “me cago en San Pito Pato”. No, van a ir a lo vulgar porque son amigos y tienen confianza, ¿de acuerdo? Así que solo lo digo para que sepáis reconocerlo. No lo uséis.

También existe la posibilidad de que no digamos en qué nos cagamos. En este caso, simplemente decimos “¡me cago en…!”. Unid totalmente las tres palabras: “¡mecagoen!”. Apenas suena la “e”, como vemos. “¡Mecagoen!”.

Vale, vayamos ahora con la segunda parte de este episodio. Si queremos quejarnos, pero queremos hacerlo CONTRA alguien concreto (sobre alguien pero contra él), podemos cagarnos en esa persona. ¿Y de qué manera? De muchas. Si estamos hablando con él o ella, podemos decirle cosas como: “me cago en ti”, “me cago en tu cabeza”, “me cago en tu estampa”. Repito: “me cago en ti” (ay, Dios mío, lo que estoy haciendo), “me cago en tu cabeza”, “me cago en tu estampa”.

Si no estamos delante de esa persona sobre la que nos queremos quejar, podemos decir más de lo mismo, pero cambiando los posesivos o diciendo nombres o pronombres: “me cago en Fernando”, “me cago en ella”, “me cago en su cabeza”, “me cago en su estampa”.

Todo esto no significa que estemos atacando a una persona con odio. A lo mejor estamos hablando de broma, ¿eh? Por ejemplo: “¿Cómo me regalas esto tan caro? ¡Me cago en tu estampa! ¡Que yo te he comprado una cosa súper barata!”. Eso sí, siempre tiene que ser con personas de muuuuuuuucha confianza. No podemos cagarnos en alguien con quien no tenemos confianza, a no ser que queramos… pelea.

También podemos usarlo cuando nos enfadamos viendo una serie, una peli o un partido de algún deporte. Imaginaos que estamos viendo una serie o una película y que sabemos que van a asesinar a un personaje: “¡No entres ahí! ¡Que te van a matar! Madre mía. Ha entrado. Me cago en su cabeza”.

Bueno, creo que llegados a este punto ya sabéis qué significa y cómo se usa “me cago en…”. Espero que este tema os haya resultado muy interesante y útil. Sé que es un tema muy vulgar y que, por tanto, no es un tema bonito para tratar, pero si de verdad queremos conocer una lengua y entender qué es lo que dicen sus hablantes, necesitamos aprender también todo este tipo de cosas, por muy vulgares que sean. ¿Estáis de acuerdo? ¿O solo preferís temas que no sean vulgares? Os leo en los comentarios.

En esta ocasión, este episodio del pódcast Erre que ELE: Para hablar español lo podéis encontrar tanto en forma de pódcast, o sea, audio, como en vídeo, en Youtube, en el canal Erre que ELE. Por si queréis comprobar cualquier cosa o entender mejor este episodio, podéis leer la transcripción en www.errequeele.com.

Nos vemos o nos escuchamos muy pronto aquí, en Erre que ELE o en las redes sociales, Instagram o Facebook. ¡Hasta pronto! ¡Chao!

 

¿Quieres conocer más español coloquial y español vulgar? ¡Aquí! Tienes muchísimo más en los demás vídeos y en los demás episodios del pódcast :).



Puedes encontrarme en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *