Saltar al contenido

185. No llegar la sangre al río

En el episodio de esta semana continuamos con las expresiones españolas y esta vez lo hacemos con una relativa a los problemas, los enfrentamientos y el drama. Si no quieres que llegue la sangre al río, más te vale estar atento/a a este episodio. ¡Vamos!

Origen

Antiguamente, las batallas se libraban cuerpo a cuerpo. En algunos casos, esas batallas tenían lugar cerca de ríos, que eran una primera defensa natural de los territorios y las ciudades. A veces, las batallas eran tan sangrientas que la sangre de muchos soldados muertos (e incluso sus cuerpos) terminaban en el río, que durante un espacio de tiempo se teñía de rojo por la sangre.

[…]

Significado

Esta expresión se emplea sobre todo negando la acción del verbo, o sea, “no llegar la sangre al río”. Su significado figurado es bastante claro ahora que ya sabemos el significado literal: si no llega la sangre al río, algo no es tan grave, duro o violento como parecía que iba a ser. Ese “algo” puede ser cualquier cosa: una situación, una discusión, una pelea…

[…]

Normalmente, utilizamos esta expresión negando la acción, tal y como hemos explicado. Sin embargo, también se puede utilizar en modo afirmativo y, en ese caso, tendría el significado contrario: que una pelea, riña, discusión, situación o asunto que parecía complicado o importante, termina mal, con una pelea, una bronca, un enfado, con gravedad o dureza.

[…]

Episodios relacionados:

¡Únete a la Academia de español Erre que ELE para tener el vocabulario explicado de este episodio y aprender y practicar tu español con todos nuestros contenidos y clases en vivo! 😀

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *