8. ¿Dónde estaba cuando empezó la pandemia? Contraste de pasados

Puedes seguir este podcast en iVoox aquí.
Si prefieres Spotify, encuéntralo aquí.

 

 

Transcripción del episodio “¿Dónde estaba cuando empezó la pandemia?” del podcast Para hablar español

¡Hola a todos y todas! Bienvenidos al podcast “Para hablar español”. Como ya sabéis, mi nombre es Lucía y soy profesora de español, presencial y online.

El episodio de hoy va a ser un poco diferente. En lugar de explicaros alguna expresión, vocabulario o estrategias del español, os voy a contar una experiencia muy surrealista que tuve hace poco. Y, de esta manera, podemos trabajar el contraste de pasados. Por eso, es muy importante que estéis atentos a los verbos y que si tenéis alguna duda vayáis a la transcripción del episodio, que estará en www.errequeele.com.

Además, quería contaros una novedad. A partir de hoy, podéis encontrar también ejercicios sobre los episodios en la página web. Es decir, por ejemplo, cuando terminéis de escuchar este episodio, podéis ir a errequeele.com y hacer unas actividades para trabajar los distintos tiempos verbales del pasado, con verbos que voy a utilizar enseguida. Os dejo el enlace en la descripción, no os preocupéis.

Pues bien, el tema de hoy, como ya sabéis, es: ¿Dónde estaba cuando empezó la pandemia? Si me seguíais ya, por aquí o por Instagram o Facebook, sabréis que trabajo en China como profesora de español. Pero, curiosamente, en el momento del boom de la pandemia no estaba en China.

Mi marido y yo teníamos vacaciones por el Año Nuevo Chino desde enero. Por eso, en la segunda mitad del mes, nos fuimos de viaje a Vietnam. Nuestra intención era viajar de sur a norte por el país, visitando ciudades como Ho Chi Minh, Hue, Hoi An, Hanoi y algunos otros lugares. Por eso, como íbamos a estar unas tres semanas de viaje, nos llevamos una maleta bien grande.

Por cierto, si os interesan los viajes y Asia en especial, podéis visitar mi blog de viajes, donde tenéis muchísimo contenido en español y un montón de mis experiencias en China. Se llama www.viajadescubreexperimenta.com.

Como decía, vale que ya estábamos en la segunda mitad de enero, pero, sinceramente, no nos enteramos de la existencia del virus hasta que estuvimos allí, en Vietnam. Lo leímos en algún periódico en internet y también varios familiares nos escribieron preocupados. Que había un virus en China, que lleváramos cuidado, etcétera. Al principio, apenas le dimos importancia. “Bueno -pensábamos-, esto acabará muy pronto”.

Pero no acabó. Iban subiendo las cifras de infectados conforme pasaban los días y cada vez estábamos más preocupados. ¿Por qué? Porque teníamos un vuelo de vuelta a China el 6 de febrero desde Hanoi y todo pintaba peor y peor.

De repente, un día, que me parece que estábamos en Hue, recibí un email: nos habían cancelado nuestro vuelo de vuelta a China. Bueno, como no habían cancelado todos los vuelos, supusimos que era un problema de nuestra aerolínea, así que pedimos la devolución del dinero y compramos otro vuelo.

¿Qué pasó entonces? Unos días después, nos cancelaron ese segundo vuelo que habíamos comprado. Y ahí sí que empezamos a preocuparnos bastante. Nos vinieron un montón de preguntas: ¿Y si cancelaban todos los vuelos entre Vietnam y China? Nos íbamos a quedar tirados en Vietnam, gastando demasiado dinero. Además, todas nuestras cosas estaban en China, estábamos allí solamente con una maleta, y pronto tendríamos que volver a nuestros trabajos.

Decidimos esperar y no comprar otro vuelo hasta que pasaran unos días, para ver cómo iba avanzando la situación. Fue entonces cuando le dijeron a mi marido desde su trabajo que se atrasaba la fecha de inicio dos semanas, pero que era probable que ese atraso acabara siendo indefinido, es decir, sin fecha concreta de vuelta. Por otra parte, como en mi universidad todavía me quedaba un mes de vacaciones, yo no tenía ninguna noticia.

Ahí se nos presentó un gran dilema: volver a España por si acaso las cosas iban a peor, volver a China aunque probablemente no tuviéramos que trabajar por un tiempo, quedarnos en China aunque se fuera extendiendo el virus por allí… Y, en caso de volver a España, ¿nos arriesgábamos a pasar por China primero? ¿Y si comprábamos otro vuelo a China y también nos lo cancelaban? ¿Y si el contagio por ese nuevo virus era realmente peligroso? ¿Y si nos quedábamos atrapados en nuestra ciudad en China, sin poder trabajar y sin poder hacer nada, por haber ido la situación a peor?

Creo que os podéis imaginar la cantidad de dudas y dolores de cabeza que tuvimos esos últimos días de nuestro viaje por Vietnam. Finalmente, al ver que muchos extranjeros volvían a sus países y que estaban cancelando muchísimos vuelos a China y dentro de China, decidimos no arriesgarnos y comprar un vuelo a España.

Además, pagamos más dinero a propósito para comprar un vuelo que no hiciera escala en China, porque esos días estaban cancelando muchísimos vuelos que hacían escala en ciudades como Pekín y nos preocupaba quedarnos tirados por ahí.

Sigo pensando que tomamos la decisión correcta, porque poco después cancelaron absolutamente todos los vuelos de Vietnam a China. Nuestro mayor problema fue (y sigue siendo) que tuvimos que irnos de Asia solamente con la maleta que nos habíamos llevado de vacaciones a Vietnam. Es decir, todas nuestras cosas seguían (y siguen actualmente) en nuestra casa en China: el portátil, dinero, toda nuestra ropa, libros, etc.

Como sabéis, China bloqueó el acceso al país a todos los extranjeros en marzo, y sigue sin desbloquear el paso todavía, con lo que nos sigue siendo imposible regresar. Lo único bueno, quizá, es que por lo menos puedo dar clase online a mis alumnos chinos, así que no perdemos el curso. Veremos cómo avanzan las cosas en los próximos meses.

Como veis, nuestra situación fue bastante surrealista. Probablemente, nos iremos con algo de miedo la próxima vez que abandonemos China para irnos de vacaciones. Espero que vuestras experiencias con el nuevo coronavirus hayan sido mejores que esta. Lo importante, al final, lejos de nuestra casa actual o muy cerca, es que todos estemos bien.

¿Qué tal? ¿Os ha resultado difícil seguir toda esta aventura de verbos? Ahora es buen momento para que veáis la transcripción, el texto, y hagáis los ejercicios que he hecho para vosotros en www.errequeele.com.

Ya sabéis, que si estáis interesados en tener clases online de español, generales o solo de conversación, podéis elegir el paquete de clases que más os guste de la página web.

Nos vemos o nos escuchamos muy pronto en este podcast “Para hablar español” o en el canal de Youtube “Erre que ELE”.

¡Hasta pronto! ¡Chao!