Cómo mostrar sorpresa en español de España – Reaccionar en español

  • por
Cómo mostrar sorpresa en español de España

¿Sabes cómo reaccionar con sorpresa en español? ¿Cómo expresarla? En este vídeo vamos a ver cerca de TREINTA EXPRESIONES para mostrar sorpresa en español de España de forma coloquial y vulgar.

👉 Primero, veremos cómo expresar sorpresa en español de forma coloquial pero educada

👉 Después, veremos las expresiones de sorpresa vulgares (y muy vulgares) que utilizamos los españoles a diario (unos más que otros)

👉 Puedes encontrar el episodio del PODCAST sobre EXPRESIONES RELIGIOSAS que utilizamos los españoles en: https://open.spotify.com/episode/1KDC2guJG3W8HxHiwFaWA7?si=d4h4lbSSSy6uwZzxHSkYhw

 

Transcripción del vídeo “Cómo mostrar sorpresa en español de España – Reaccionar en español”

¿En serio? ¡No me digas! ¡No jodas!¡Qué fuerte! ¡Vaya tela!

¡Hola a todos y todas! Como ya sabéis, me llamo Lucía y soy profesora de español. Hoy vamos a ver algo muy importante: cómo reaccionar en español con sorpresa. Porque sí, a lo mejor sabemos dar nuestra opinión (no me parece nada bien), ¿pero cómo reaccionamos de manera más inmediata? ¿Cómo reaccionamos los españoles al escuchar algo que nos sorprende (y que a lo mejor también nos enfada, nos emociona, nos… lo que sea)? Hoy vamos a aprender lo que decimos de forma inmediata cuando algo nos sorprende.

¡Y atención! Primero, vamos a ver las formas educadas de mostrar sorpresa, o sea, palabras que no sean ni vulgares ni palabrotas, pero que sí son muy coloquiales, del día a día, que no podemos utilizar (o no deberíamos) en reuniones formales. Y, después, veremos las más vulgares, que sí son palabrotas, sí son palabras malsonantes, pero que, aun así, los españoles usamos a diario, todos los días.

¡Empezamos!

¡Madre mía! ¿Te han echado del trabajo? ¿Otra vez? Pero… ¿Pero qué te pasa?

¡Madre mía! ¡No funciona Internet! ¿Cómo puede ser?

Todos conocéis el típico “dios mío”, ¿verdad? Pues además de esta expresión tenemos un montón de expresiones y muletillas de origen religioso en español que sirven para mostrar sorpresa. Y, además, por si te interesa, di un montón de ejemplos en el pódcast Erre que ELE: Para hablar español, por si lo quieres escuchar. Vamos a ver aquí también algunas expresiones de origen religioso para expresar sorpresa.

¡Dios mío! ¿Pero cómo te gastas tres mil euros en un ordenador? ¡Por Dios!

Uf, por Dios, qué frío que hace.

¡Virgen Santa! ¡Qué tonta que soy! Ya me he equivocado de camino tres veces. ¡La Virgen!

¡Madre de Dios! ¡Es la quinta vez que cortan! Ahora te quiero, ahora no te quiero, ahora te quiero, ahora no te quiero. Si es que son retrasados.

¡Qué fuerte, qué fuerte, qué fuerte! Acabo de ver a Enrique liándose con otra chica. No era Marta, ¿eh? Qué fuerte. No me lo puedo creer.

¿Veinte euros esta mascarilla? Qué fuerte me parece. Pues la va a comprar quien yo me sé. Ni Dios.

¡Qué barbaridad! ¿De verdad te ha dicho eso? ¿Juan? Qué barbaridad, ¿eh? Qué poca vergüenza.

¡Vaya tela! ¿Que Lucas te ha robado la bici? ¡Qué fuerte! Ah, a ver, a ver, a ver, ¿que tú se la habías robado antes a él? ¿Es una broma?

¿Que no te gusta el turrón de chocolate? No fastidies, venga ya. Pero si está buenísimo. ¿Es una broma?

 

-Eh… Lucía… no me gusta el español.

-¿Qué dices? ¿En serio? ¡Vaya tela!

 

-Estoy embarazada.

-¡No me digas! ¿Qué me estás contando?

-De comida.

 

-¡Han subido tres céntimos el precio del coche!

-¡Ostras! ¡No me lo puedo creer!

 

-¿Una barra de cacao tan pequeña? ¡Increíble!

 

-¡Ostras! ¿Ese no era Paco? ¿Pero Paco no te había dicho que se iba a otro país?

-¡Qué me dices! ¡Qué fuerte! ¡Es verdad! ¡Y está con otra! Increíble, no me lo puedo creer.

 

-¿En España coméis a las dos de la tarde? ¿Qué dices? ¿De verdad? ¡Vaya tela!

 

Uuuuuf, una lista bastante larga, ¿eh? Bueno, ahora vamos a por las reacciones vulgares, para usar solo en la más absoluta confianza. Pero antes de seguir, podéis dejar en los comentarios una frase vuestra expresando sorpresa. Continuamos.

-¿Llevas un mes con la misma mascarilla? ¡No jodas! ¡Qué asco!

 

-Estoy embarazada.

-No me jodas.

-De turrón de chocolate.

 

Como veis, tenemos tanto “no jodas” como “no me jodas”. El segundo es un poco más personal y enfático, porque tenemos el “me”. No ME jodas. No me jodas.

 

-¡Hostia! ¿En serio no has visto Juego de Tronos?

 

-¡La hostia! ¿Has visto a ese escalando? Se va a meter una hostia.

 

-¡Hostias! Los bocadillos valen aquí 8 €. Uf, me duele hasta el corazón.

 

-¡Hostia puta! ¡Qué susto me has dado! Pensaba que estaba sola aquí.

 

A ver, a ver, a ver. Vamos a analizar esto de “hostia”. Es bastante vulgar, pero lo utilizamos muy a menudo y con muchos significados. Por ejemplo, antes he dicho “se va a meter una hostia”. Aquí, “hostia” significa “golpe”. Se va a dar un golpe, se va a caer y se va a reventar, se va a hacer daño, se va a dar un golpe. Por otro lado, para mostrar sorpresa e, incluso, a veces, enfado, podemos decir “hostia”, “la hostia”, “hostias” y ya, en otro nivel, todavía mucho, mucho más vulgar, “hostia puta” o “la hostia puta”. Yo solo os informo, ¿eh? No tenéis por qué usarlo.

¡La hostia, qué calor hace aquí! Uh, perdón. Virgen santa, qué calor que hace aquí.

 

Bueno, ya tenéis muchísimo más vocabulario que al principio de este vídeo. Espero que os haya resultado muy útil y que podáis utilizar unas cuantas de estas palabras a partir de ahora. Si os ha gustado, no os olvidéis de regalarme un me gusta y compartir este vídeo.

 

Nos vemos o nos escuchamos muy pronto aquí en YouTube, en Erre que ELE, en el podcast “Para hablar español”, o también en las redes sociales, Instagram o Facebook. ¡Hasta pronto! ¡Chao!

¡Hostia, qué calor que hace!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *