Diferencias entre el pretérito perfecto y el pretérito indefinido

  • por
Diferencias entre el pretérito perfecto y el pretérito indefinido

¿Qué tiempo verbal tengo que usar? ¿El pretérito perfecto o el pretérito indefinido? ¿Cómo podemos saberlo?

* ¡Vídeo extra al final!

En este vídeo, vamos a ver:

👉 Cuáles son las diferencias de uso entre el pretérito perfecto y el pretérito indefinido

👉 Cómo cambia el significado al cambiar el tiempo verbal

👉 Ejemplos

👉 Marcadores temporales para cada pretérito

👉 Excepciones al uso común de estos tiempos verbales

👉 ¿Dónde se utiliza el pretérito perfecto y dónde no?

👉 ¿Tienes dudas? Consejos para saber qué tiempo usar

👉 Vídeo extra al final usando estos tiempos verbales

 

Transcripción del vídeo “Diferencias entre el pretérito perfecto y el pretérito indefinido” de Youtube

¡Hola a todos y todas! Como ya sabéis, me llamo Lucía y soy profesora de español. En este vídeo vamos a ver cuáles son las diferencias entre el pretérito perfecto y el pretérito indefinido. Por cierto, estos tiempos tienen otros nombres y, son además los que yo aprendí en la escuela, en el instituto, en la carrera. El pretérito perfecto también se llama pretérito perfecto compuesto. Y el pretérito indefinido también tiene el nombre de pretérito perfecto simple. Uno es compuesto porque tiene dos verbos y el otro es simple porque tiene uno.

Ah, recordad que tenéis la transcripción, el texto, de este vídeo y algunos ejercicios para practicar en www.errequeele.com.

¡Empezamos!

Vamos con la primera y la más importante de las diferencias:

El pretérito perfecto tiene una relación con el presente que el pretérito indefinido no tiene. Es decir, el pretérito perfecto es un pasado tan inmediato que puede tener un efecto en el presente e, incluso, en el futuro. Vamos a verlo.

Por una parte, lo utilizamos cuando el tiempo del que hablamos todavía no ha acabado. Por ejemplo:

-Esta semana he ido al médico.

Vale, la cita con el médico está en el pasado, ya la he tenido, ya he ido al médico, ya he vuelto, ya ha terminado, pero el tiempo en el que ha ocurrido, esta semana, esta semana no ha terminado. También, por ejemplo:

-Hoy he visto a Sofía.

La he visto en el pasado, no la estoy viendo ahora mismo en el presente, pero el tiempo del que hablo, el tiempo en el que ha ocurrido, hoy, no ha acabado, así que utilizamos el pretérito perfecto.

Lo mismo ocurre con frases como: “este mes he hecho bastante deporte”, este mes no ha terminado; “este año he tenido muy mala suerte”, este año no ha acabado… y así.

Asimismo, el pretérito perfecto tiene efectos en el presente. Por ejemplo:

-Nuestra empresa ha mejorado muchísimo.

Sí, efectivamente, esa mejora se ha dado en el pasado, pero estamos sintiendo los efectos ahora, en el presente. Si alguien dice, en cambio, “nuestra empresa mejoró mucho”, yo puedo pensar, con el pretérito indefinido, que vale, a lo mejor esa empresa en el pasado mejoró mucho, pero a lo mejor mejoró y luego empeoró y luego dejó de existir la empresa. Con ese tiempo, con el pretérito indefinido, no lo sé. Pero con el pretérito perfecto, “he mejorado”, sé, sabemos, que estamos hablando de ahora. Los efectos en el presente.

-He estudiado muchísimo.

Vale, no he dicho cuándo he estudiado muchísimo, pero entendemos que ha sido muy recientemente, que hace poco yo he estudiado muchísimo y todo eso, como es tan reciente, me afecta ahora, porque eso que he estudiado lo he aprendido y lo sé y lo entiendo ahora (o eso se supone). Si yo digo “estudié mucho”, tú no puedes saber cuándo. ¿Cuándo? ¿Cuando tenía diez años, quince, veinte…? Ni idea. Sin embargo, “he estudiado muchísimo” es un pasado súper inmediato y que, como ya hemos dicho, afecta directamente al presente.

También, el pretérito perfecto puede tener efectos en el futuro. Por ejemplo:

-Mañana he quedado con Laura.

A ver, “mañana” es futuro y “he quedado” es pasado. ¿Cómo puede ser? Pues porque el tiempo en el que habéis hablado “oye, Laura, vamos a quedar” es pasado, lo habéis hablado en el pasado. La cuestión es que lo haréis en el futuro: mañana. Por eso, el pretérito perfecto también tiene efectos en el futuro. Y eso lo podemos ver, a su vez, en esta otra frase:

-¿Has reservado mesa para el jueves?

O sea, el hecho de reservar para comer en un restaurante lo hemos llevado a cabo en el pasado, aunque sea para comer en el futuro.

Además, también utilizamos el pretérito perfecto para hablar de cosas que han sucedido muy recientemente, hace muy poco tiempo.

-He hablado con tu profesora y sigue bastante enfadada.

No he dicho cuándo he hablado con tu profesora, pero he utilizado el pretérito perfecto y, por eso, sabes que ha sido hace muy poco tiempo.

-Últimamente no he comido demasiado.

Últimamente, recientemente, en los últimos días, quizás también estas últimas semanas, sabemos que es en el espacio de tiempo más cercano a nosotros y también en la actualidad.

Vale, pues, contra todo lo anterior, vamos a presentar el pretérito indefinido. Y luego seguiremos con el perfecto, ¿eh? No os confiéis.

Por su parte, no tiene relación con el presente, es un tiempo totalmente acabado, terminado, concluido, finalizado.

-Ayer fui al supermercado.

-Se compró un coche el año pasado.

Fui al supermercado, entré, compré, salí, ya está, nada más. Se compró un coche y ya. No continúa la acción en el presente, no hay efectos en la actualidad.

De igual forma, el pretérito indefinido puede referirse a un pasado más lejano que el pretérito perfecto.

-He hablado con tu profesora y sigue bastante enfadada porque no la felicitaste en el día de los profesores.

O sea, ese día de los profesores es anterior al momento en el que yo hablé, en el que yo he hablado, recientemente, con tu profesora.

-La vi una o dos veces cuando era pequeña, ya no me acuerdo.

-¿Te acuerdas de cuando viajaste por primera vez?

Son momentos alejados en el tiempo, que sucedieron y terminaron en un momento concreto: no la felicitaste, la vi, viajaste. Todo eso está más que concluido.

Por otro lado, el pretérito perfecto también nos sirve para hablar de experiencias vitales, cosas que hemos vivido a lo largo de nuestra vida como experiencias y que ahora tenemos como recuerdos. Por ejemplo:

-He estado en muchos países.

-¿Alguna vez te has comido un insecto?

Esto es verdad, ¿eh?

-Nunca me he comido una pizza de piña (o pizza, como queráis), pero me encantan las pizzas de banana y queso.

-He estudiado tres másteres.

-Se ha casado cuatro veces.

En contraposición a eso, el pretérito indefinido nos sirve para hablar de experiencias de vida de personas que ya han fallecido, que ya han muerto. Por ejemplo:

-Clara Campoamor consiguió el sufragio femenino en España en 1931.

-Ángel González, mi poeta favorito, vivió muchos años en EEUU.

-Lope de Vega estuvo con muchas mujeres.

Además de todo lo anterior, hay algo muy importante que nos puede ayudar a saber qué tiempo utilizar. Son los marcadores temporales. Vamos a ver unos cuantos.

Con el pretérito perfecto, utilizamos marcadores como: últimamente, nunca, siempre, este año, este mes, esta semana, esta mañana, esta tarde, esta noche, hoy, todavía, ya, aún, esta primavera, este invierno, este verano, etc.

Con el pretérito indefinido, utilizamos marcadores como: ayer, la semana/el mes/el año pasado, hace dos días/noches/semanas/años, anoche, en el siglo XX, el otro día…

Pero, además de todo esto, ¿sabéis qué pasa? Que también afecta mucho nuestra propia perspectiva, o sea, nuestra apreciación del tiempo. Por ejemplo, yo puedo decir “lo he visto esta mañana”, pero es que también puedo decir “esta mañana lo vi”. Depende de cómo de cercano o lejano lo queramos mostrar. Ya sabemos que el pretérito perfecto es más cercano en el tiempo y el pretérito indefinido es más lejano.

-Pero si esta mañana lo vi, ¿cómo puede ser que no esté aquí? Pero si lo vi.

-¿Has visto a Paco?

-Sí, lo he visto esta mañana.

 

Como muchos ya sabéis, el pretérito perfecto (o pretérito perfecto compuesto) no se utiliza en buena parte de Hispanoamérica. Su uso es mucho más normal en España y lo utilizamos en casi todo el país, solo en algunas comunidades como Galicia y Asturias prefieren utilizar mucho más el pretérito indefinido.

¿Y qué pasa si tienes dudas de qué tiempo verbal utilizar? En primer lugar, piensa en el marcador. ¿Qué tiempo verbal se utiliza con el marcador que tú quieres utilizar, con el momento del que tú quieres hablar? ¿Esta noche, ayer, esta mañana…? En segundo lugar, si tienes dudas, si no lo sabes por el marcador o porque no hay marcador, hay una solución. Es mejor que utilices el pretérito indefinido. ¿Por qué? Porque, por ejemplo, “hoy fui al médico” no es el uso más extendido en España, sabemos que por el marcador diríamos “hoy he ido al médico”, pero podemos decirlo: “hoy fui al médico”. Y no suena mal. Como digo, no es el uso más extendido, pero no suena mal. Sin embargo, “ayer he ido al médico” suena horrible. Así que, ya sabes, si tienes dudas, siempre usa mejor el pretérito indefinido. Y acuérdate también de que cuando no hay marcador temporal es más normal que algo más cercano sea el pretérito perfecto y algo más lejano sea el pretérito indefinido.

Recordad que tenéis la transcripción de este vídeo y algunos ejercicios para practicar español, para practicar estos tiempos verbales, en www.errequeele.com.

Nos vemos o nos escuchamos muy pronto aquí en Erre que ELE, en el podcast “Erre que ELE: Para hablar español”, o también en las redes sociales, Instagram o Facebook. ¡Hasta pronto! ¡Chao!

 

-He hecho muchas cosas en mi vida. He amado, he perdido, he viajado, he aprendido español…

-Sí, sí. ¿Pero qué hizo usted ayer?

-Ayer… hice la compra, quedé con una amiga, vi un capítulo de una serie…

-Mire esta foto. ¿La ha visto usted antes?

-Sí. La vi una vez hace muchos años.

-¿Y ayer?

-Ayer no la vi.

-¿Y hoy?

-Sí, hoy la he visto.

-¿Ha hablado con ella hoy? ¿Ha quedado con ella? ¿Qué ha hecho?

-No, no, nada de eso. La he visto esta mañana en el supermercado. La he saludado, he comprado mi comida y me he ido a casa.

-¿Y no la vio salir del supermercado?

-No, me fui y ya está.

-De acuerdo. Puede irse.

-¿Le ha pasado algo?

-Ha desaparecido.

Haz estos ejercicios para comprobar si lo has entendido 🙂

 



Puedes encontrarme en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *