9. Hacer regalos en España: diferencias culturales

  • por
Hacer regalos en España

Puedes seguir este podcast en iVoox aquí.

Si prefieres Spotify, encuéntralo aquí.

¿Lo prefieres en vídeo?

Transcripción del episodio “9. Hacer regalos en España: diferencias culturales” del podcast Para hablar español

Hoy vamos a hablar de algo diferente: de cultura. Concretamente, de una particularidad de la cultura española. Pero antes…

¡Hola a todos y todas! Bienvenidos al podcast “Para hablar español”. Como ya sabéis, mi nombre es Lucía y soy profesora de español, presencial y online.

¿Alguna vez le has hecho un regalo a un español y ha reaccionado de manera diferente a como lo hacéis en tu cultura? Parece una tontería, pero hacerle un regalo a alguien dependiendo del país en el que estemos puede ser algo totalmente diferente.

Pues bien, en España, para empezar, tenemos varias razones por las que hacerle un regalo a alguien, igual que en cualquier otro país, ¿no? Por ejemplo, si es el cumpleaños de un amigo nuestro, podemos hacerle un regalo. O si es el cumpleaños de nuestra madre, nuestro padre, nuestro hermano… En definitiva, de alguien cercano. Ahí normalmente le haremos un regalo.

Y, quizá, conforme nos vamos haciendo más adultos, parece que nos hacemos menos regalos entre nosotros, pero a los niños es sagrado, es obligatorio, hacerles regalos siempre en su cumpleaños. Si no, se sentirían muy tristes.

También, hacemos regalos, por ejemplo, en Navidad, en los Reyes Magos y en otras ocasiones como en el santo. Esto no se celebra en muchísimos países y en España es cierto que cada vez lo celebramos menos, porque está muy relacionado con la religión, con el catolicismo.

Es decir, en el calendario cristiano, se supone que cada día se corresponde con algún santo. Entonces, por ejemplo, el 13 de diciembre es Santa Lucía y yo, como me llamo Lucía, pues desde que era pequeña, mi familia me ha hecho un regalo el día 13 de diciembre. Sobre todo, los abuelos, porque se supone que mantienen más las tradiciones antiguas.

Pero claro, conforme va avanzando el tiempo y la religión tiene menos influencia, pues… celebrar los santos no tiene tanta importancia. Por eso, quizá, nuestros abuelos, nuestros tíos, nos siguen felicitando el día de nuestro santo (¡Feliz santo!), pero nuestros amigos no nos felicitan y nosotros tampoco a ellos. Solamente, la verdad, las personas mayores.

Decía antes que regalamos en Navidad y el día de los Reyes Magos. Bueno, vamos a concretar esto un poquito más. El día de Navidad regalamos sobre todo por la influencia estadounidense de Papá Noel. Ahora, es típico que a los niños el día de Papá Noel, el día de Navidad, les hacemos regalos, pero tradicionalmente cuando hacemos regalos en España en estas fechas es el día de Reyes Magos. Es decir, Navidad es el 25 de diciembre y luego el día de los Reyes Magos es en enero, concretamente, el 6 de enero.

Si tenemos paciencia, recibiremos los regalos el 7 por la mañana temprano. Es decir, nos iremos a dormir y el 7 abriremos los regalos. Pero lo normal es que no tengamos ninguna paciencia y el mismo 6 de enero por la noche abrimos los regalos. Nos regalamos también a los adultos, claro, hay muchos adultos que no se regalan entre ellos, pero yo por ejemplo sí lo hago, y en mi familia, mis amigos… también se hace esto de darnos unos regalos unos a otros. Sobre todo, es una fiesta muy importante para los niños; hace muchísima ilusión abrir regalos.

Ahora que hemos visto las diferentes situaciones en las que podemos recibir regalos en España, aunque siempre hay más, evidentemente (si hemos ganado algún concurso, si hemos aprobado algún examen muy difícil… siempre podemos hacerle un regalo a alguien, que nos hagan un regalo a nosotros si hemos sido los protagonistas de haber superado algo, de haber hecho un examen muy difícil o cualquier cosa…). Claro, siempre hay razones para hacer regalos, pero las más importantes, como decía, las hemos visto ya: el cumpleaños, el santo, Reyes…

Ahora, vamos a ver cómo es ese acto de dar y recibir un regalo en España. En muchos países, le damos un regalo a alguien, nos da las gracias y se lo guarda. Y ni siquiera lo abre, o sea, le hacemos un regalo y delante de nosotros no comprueba qué es, se lo guarda y lo abre solo en casa. Eso para nosotros, para los españoles, es muy raro. Tenemos que abrirlo delante de la persona que nos lo regala.

Es decir, imagina que es tu cumpleaños. Pues yo voy a hacerte un regalo. Te digo: “toma, es para ti”. ¿Y qué harías tú? En ese momento, tienes que decir “¡ah, muchas gracias!”. Siempre, solemos decir cosas como “no hacía falta, no era necesario”. Puede ser más o menos verdad, porque a lo mejor sí nos apetecía recibir un regalo, pero, claro, no lo vamos a decir.

Entonces, tienes que abrirlo delante de esa persona y, cuando lo abres (y esto es muy importante), te guste ese regalo o no, tienes que decir que te gusta mucho. Es decir, a lo mejor es horrible, no lo necesitas, es muy feo, es súper inútil, pero tienes que mentir (es una mentira bondadosa) y decir que te encanta, que te gusta mucho, que muchas gracias. ¿Vale? ¡Oh, qué bonito, muchas gracias, lo necesitaba!

Y luego, a lo mejor, al día siguiente o el mismo día, vas a ir a esa tienda y vas a cambiar ese regalo por otra cosa. Pero lo que es necesario socialmente en España, y culturalmente, es decir que te gusta. Por esa razón, como todos somos conscientes de esa realidad, siempre cuando damos un regalo tenemos que dar el ticket, el ticket de la compra. Es un “ticket regalo”. Como en muchos países, no aparece el precio, es decir, no aparece cuánto ha costado, pero tenemos ese ticket para poder cambiarlo.

Entonces, si yo voy a comprarle por ejemplo una camiseta a una amiga, iré a esa tienda, la compraré y cuando esté pagando pediré “por favor, dame un ticket regalo, por si necesita cambiarlo”, por si necesita otra talla, por si no le gusta o lo que sea. Y en ese ticket regalo no aparece el precio, pero se lo dirán cuando vaya a cambiarlo, en caso de que así lo haga.

¿Te ha parecido muy diferente con respecto a tu país? ¿En tu país abres el regalo delante de la persona que te lo regala o te esperas y lo abres en casa? Por ejemplo, en China, una de las cosas que me sorprendió de este país, entre otras muchas, es que ellos no abren los regalos delante de la persona que se lo regala, lo abren en casa. Y, como tengo muchísimos alumnos chinos, esta es una de las diferencias culturales que siempre explico, para que no tengan ningún malentendido en ningún momento con ningún español o ninguna española.

Espero que os haya resultado interesante y ya sabéis cómo reaccionar si alguna vez hacéis o recibís algún regalo de algún español o en España. Como siempre, tendréis la transcripción de este episodio y también ejercicios para practicar español en www.errequeele.com.

Nos vemos o nos escuchamos muy pronto en este podcast “Para hablar español”, en el canal de Youtube “Erre que ELE” o en las redes sociales.

¡Hasta pronto! ¡Chao!

 



Puedes encontrarme en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *