Qué ES el SUBJUNTIVO. Diferencia entre el indicativo y el subjuntivo

Qué es el subjuntivo

No aprendas los USOS del subjuntivo, no. Aprende qué significa el subjuntivo. Así, no tendrás que aprenderte una infinita lista de posibles usos y otra infinita lista de excepciones. En el vídeo anterior de la serie sobre el subjuntivo, vimos cómo no aprender el subjuntivo… ahora, toca cómo sí aprenderlo. Pero, eso sí, vas a necesitar ver el vídeo por lo menos dos veces. ¿Por qué? No porque sea difícil, sino porque probablemente será algo nuevo para ti. ¡Y atención! Aquí no está todo lo que tengo que contarte, pero sí una buena parte. Dejamos más cosas para otro día y… ¡vamos allá!

Si te interesa esta forma de entender la lengua y la gramática, recuerda que se trata de la gramática cognitiva. Un libro muy bueno que ya os he nombrado en otra ocasión es Qué gramática enseñar, qué gramática aprenderPropone una perspectiva nueva para entender  y resolver muchos problemas de los estudiantes y profesores de español.

Transcripción del vídeo “Qué ES el SUBJUNTIVO realmente. Diferencia entre el indicativo y el subjuntivo”

-Indicativo, declara o tendrás que sacar a mis perras de paseo.

-Declaro, declaro.

-Muy bien. Subjuntivo, declara o tendrás que sacar a mis perras de paseo.

-No.

-Declara.

-No.

-¡Que declares!

-¡Que no!

-¿Ah, no? ¿No piensas declarar? Vale, vale. Prepárate.

-Me prepare.

-Que no “me prepare”: “me pre-pa-ro”.

-Me prepare, te prepares.

-Vas a ver el “me prepare, te prepares”.

-Coge esto, que vas a sacar a mis perras.

-Yo coja.

-Yo salga del coche.

-Yo recoja las cacas de las perras.

-Yo RECOJO la caca de las perras.

¡Hola a todos y todas! Como ya sabéis, mi nombre es Lucía y soy profesora de español. En el último vídeo vimos cómo no aprender las diferencias entre el indicativo y el subjuntivo. Ahora, vamos a ver qué significa realmente el subjuntivo, su significado, y en qué se diferencia del indicativo.

-Profe, ¿cuándo podemos usar la palabra “coche”?

-Pues mira, puedes usar la palabra “coche” cuando vas a comprarte un coche, cuando vas a montarte en un coche, cuando…

Que nooooooo, que es broma. Nadie pregunta cuándo se puede usar la palabra “coche”. Entonces, si no necesitamos una lista de usos para usar la palabra “coche”, ¿por qué necesitamos una lista de usos para los modos verbales, como el subjuntivo o el indicativo?

Lo que ocurre es que sabemos qué significa la palabra “coche”, así que si sabemos qué significa no necesitamos una lista de usos. En ese caso, ¿si descubrimos qué significa el subjuntivo… significará eso que ya no necesitaremos una lista de usos?

Vale, pues… ¿qué significa el subjuntivo?

-No tengo ni idea.

Es broma. Volvamos al vídeo de la introducción.

-Yo salga del coche.

-Yo recoja las cacas de las perras.

Esa persona era el subjuntivo. ¿Y qué es lo que estaba diciendo? “Yo coja”, “yo baje”, “yo recoja”… No estaba diciendo NADA.

-¿Cómo que nada?

Nada. Es que NO significa NADA. El subjuntivo por sí solo no tiene ningún significado. Si yo digo:

-Yo RECOJO la caca de las perras.

Ahí, con el indicativo, sé que estoy recogiendo la caca de las perras, es decir, estoy declarándolo, diciendo que hago eso. Pero si digo “yo recoja” no estoy diciendo absolutamente nada. No tiene sentido.

De acuerdo, entonces… ¿cuál es la diferencia entre el subjuntivo y el indicativo?

No lo sé.

Es broma. Luego os la digo. Antes quiero que penséis otra cosa. En vuestra cultura también existe el subjuntivo. Quizá no es un modo verbal, quizá no se refleja a través de otro tiempo verbal… pero existe, está ahí. Es una noción, una perspectiva del hablante que está presente en todas las culturas, aunque la muestren de manera diferente: con otros tiempos, con partículas o con el contexto, quizá.

Es decir, el significado del subjuntivo, el espíritu del subjuntivo, también está presente en tu lengua, en tu cultura, solo que en español lo mostramos de manera diferente, en nuestro caso a través de un modo verbal, que es el subjuntivo. ¿Habías pensado esto alguna vez?

Venga, ahora sí. ¿Cuál es la diferencia entre el subjuntivo y el indicativo? La gramática cognitiva y, concretamente en lengua española, investigadores y profesores como Ruiz Campillo (él el primero) han dicho que…

La diferencia entre el indicativo y el subjuntivo es… la DECLARACIÓN o NO DECLARACIÓN.

¿Qué?

Tranquilidad. Acordaos del vídeo de la introducción. ¿Quién declara y quién no declara?

-Indicativo, declara o tendrás que sacar a mis perras de paseo.

-Declaro, declaro.

-Muy bien. Subjuntivo, declara o tendrás que sacar a mis perras de paseo.

-No.

-Declara.

-No.

-¡Que declares!

-¡Que no!

De ese pequeño vídeo quiero que saquéis dos conclusiones. La primera es que el indicativo y el subjuntivo es como si fueran dos personas diferentes, ¿vale? Una no es mayor, ni más inteligente, ni más guapa que la otra. Son dos cosas diferentes y en una jerarquía están al mismo nivel.

La segunda conclusión que quiero que recordéis es que el modo que declara, el modo declarativo, es el indicativo y el modo que no declara, que es no declarativo, es el subjuntivo.

Estupendo, ¿pero qué significa declarar o no declarar?

Dame un segundo y te lo explico. Antes de nada, tenemos que hablar de significados, no de formas: de significados. Por eso, cuando hablamos de que el indicativo es el modo declarativo, estamos hablando de su significado, no de la forma del verbo. De su significado. El modo indicativo indica que algo es de cierta forma, porque se imagina, se considera, se piensa, se sabe, etc., que algo es de cierta forma o que se imagina, se considera, etc. que algo no es de cierta forma.

Y, por su parte, el subjuntivo, simplemente, no declara. No declara significa que no dice nada, no afirma, pero tampoco niega. Además, cuando no declaramos un hecho, le estamos quitando importancia y, también, nos puede servir para oscurecer lo que decimos.

-Me he perdido totalmente.

Que no, enseguida lo vamos a ver con ejemplos, pero antes necesito explicaros una última cosa. ¿Qué es lo que condiciona la elección del indicativo o del subjuntivo en una oración?

-El verbo que haya antes, ¿no?

A ver, puede ser un verbo o puede no serlo: por ejemplo, puede ser una conjunción, un adverbio, un verbo, efectivamente, preposiciones, etc. O sea, que pueden ser cosas muy diferentes. Pero no es (como he dicho antes), no es la forma en sí la que condiciona el modo. Es el significado. Es el significado que le queremos dar a la oración. Pues bien, a toda esa parte de la oración que, por su significado, provoca la elección del modo del verbo…

la llamamos matriz.

Repito: la matriz es la parte de una oración que provoca, que induce, la elección del modo verbal. Es decir, una parte de la oración será la que provoque que el verbo de la otra parte de la oración sea indicativo o sea subjuntivo. Pero no porque están esas palabras y ya está. Ya os lo he dicho: no pensemos en la forma, tenemos que pensar en el significado. ¿Qué es lo que significan esas palabras, esa matriz? ¿Qué es lo que EL HABLANTE quiere que signifique esa matriz en esa oración y en ese momento? Es decir, ¿qué quiere decir el hablante con ello?

Estos son unos simples ejemplos para que veáis qué puede ser una matriz. Por ejemplo:

  • Ojalá…
  • Cuando…
  • En el caso de que…
  • Quiero que…

Esos son solo unos pequeños ejemplos para que veáis que una matriz, en vez de decir, como se decía tradicionalmente, “el verbo tal condiciona que haya subjuntivo” o “la palabra ‘ojalá’ condiciona que haya subjuntivo”… Simplemente, vamos a llamarlo “matriz” y punto. A toda la parte de la oración que condicione la elección de un modo verbal la llamaremos matriz. Punto pelota.

Ahora sí, venga, vamos a verlo con ejemplos.

Mirad cómo cambia el significado de una frase incluso con la misma matriz, porque os digo: aunque sean las mismas palabras, lo importante es el significado que le quiere dar el hablante. Por eso, será un modo verbal u otro. Tenemos “Dice que…”. Dice que blablablá. ¿Qué modo verbal vamos a elegir a continuación? Pues depende. ¿Queremos hacer una declaración o no? Mirad estas dos oraciones:

Dice que llegas tarde.

Dice que llegues tarde.

Formalmente, en cuanto a la forma, lo único que cambia es el modo del verbo “llegar”, pero si hablamos de semántica, si hablamos de significado… cambia completamente. A esto me refiero: olvidaos de la forma y pensad en el significado.

Tenemos que pensar en cuál es la intención del hablante con la matriz, que en este caso es “dice que”. ¿Qué pretende el hablante en las dos oraciones, en cada una de ellas? En la primera oración, “dice que llegas tarde”, la intención es declarar algo. Quiere declarar que ese “tú” llega tarde, que lo hace. Quizá es una queja o algo así. No lo sabemos, depende del contexto, pero quiere declarar que eso sucede. Por eso, como su intención es declarar, pues usa indicativo.

Sin embargo, en la segunda oración tenemos subjuntivo, así que sabemos que la intención del hablante no es declarar. ¿Y cuál puede ser? Está haciendo una petición. “Dice que llegues tarde”. Esa persona quiere, pretende, que la otra persona llegue tarde. No sabemos a qué, pero es una petición. No está declarando que está llegando tarde, está haciendo una petición. Pero lo que sucede es que no puede declarar un deseo, no puede declarar una petición, por eso no puede usar indicativo. Las peticiones no se declaran porque no suceden y no sabemos si van a suceder. O sea, la matriz (en este caso, en este segundo caso) está planteando su intención de que algo suceda, pero todavía no sabe si eso va a afectar a la realidad, así que no puede declararlo. Y, por eso, como ya he dicho, como ya me he repetido, usa subjuntivo.

Vamos a ver otro ejemplo: tenemos “cree que” y “no cree que”.

En el primer caso, ¿queremos declarar lo que vamos a decir a continuación o no? Si es algo que creemos, que pensamos que es verdad, sí lo vamos a declarar; por lo tanto, vamos a usar el indicativo.

“Ella cree que yo estoy cansada”.

Ella cree que es verdad que yo estoy cansada, así que tengo que declararlo con el indicativo “estoy”, porque esa persona piensa que lo estoy, que estoy cansada.

Por otro lado, en “ella no cree que”, depende. Esa persona ya ha dicho que no lo cree. Si yo, que soy la que hablo, no quiero dar más información sobre si es verdad o no que estoy cansada, pues no voy a declarar absolutamente nada. No necesito hacerlo porque no quiero o no me interesa dar información.

¿Y cómo no declaro absolutamente nada?

Con el subjuntivo. Entonces, diré “Ella no cree que yo esté cansada”. Como os digo, ahí yo no estoy diciendo si es verdad o no que yo estoy cansada. No lo estoy diciendo porque no lo estoy declarando con el indicativo, quizá porque no es verdad, a lo mejor es mentira, o simplemente porque no me parece importante decirlo o no es necesario dar esa información en ese momento. Por eso, no lo declaro.

Sin embargo, aunque ella no lo crea, a lo mejor sí es verdad que yo estoy cansada y lo quiero transmitir así, quiero que mi interlocutor lo sepa y sea consciente de ello. ¿Cómo puedo conseguirlo?

¿Cómo puedo declarar que sí estoy cansada?

Usando el indicativo. Con el indicativo lo voy a declarar. Entonces, diré “ella no cree que yo estoy cansada”. Usamos “estoy” porque quiero conscientemente declarar y afirmar que yo sí estoy cansada, aunque ella no lo crea.

¿Veis? Si seguimos las reglas típicas tradicionales que se suelen utilizar para enseñar y para aprender el subjuntivo y las diferencias con el indicativo, no podríamos explicar el caso anterior. ¿Alguna vez habéis visto una explicación de eso que no sea “es una excepción”? Pues no. Siempre hemos aprendido, con las reglas tradicionales, que “creo que + indicativo”, “no creo que + subjuntivo”. Y ya veis que no es así. Sin embargo, si entendemos que el indicativo declara y el subjuntivo no declara, entonces, podemos explicar y entender todos estos usos sin tener que aprendernos una larga lista.

Pero esto no es todo, chicos, hay muchísimas más cosas, así que seguiremos con los demás secretos del subjuntivo en el próximo vídeo. ¡Nos vemos aquí, en el pódcast o en las redes sociales! ¡Hasta pronto! ¡Chao!



Puedes encontrarme en:

1 comentario en «Qué ES el SUBJUNTIVO. Diferencia entre el indicativo y el subjuntivo»

  1. Pingback: Cómo NO aprender el SUBJUNTIVO - Erre que ELE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *