Cómo entender a los españoles: 15 choques culturales en España

Evitar los choques culturales en España

Aquí tienes los mayores choques culturales que puedes tener en España. Ya hablamos de otros choques culturales en el anterior vídeo, que tienes más abajo, y aquí vemos 15 más. Este es el índice, por si alguno te interesa especialmente:

1. Tardamos mil horas en despedirnos

2. Decimos muchas palabrotas

3. Somos impuntuales

4. Horarios españoles: las comidas

5. Horarios españoles: los comercios

6. Horarios españoles: ¿mañana, tarde o noche?

7. Horarios españoles: ¿a qué hora nos acostamos?

8. Horarios españoles: la fiesta en España

9. En España no hay “snacks”

10. La siesta en España

11. Damos dos besos para saludar y para despedirnos

12. Los regalos en España

13. Los españoles enseñamos nuestra casa

14. No nos quitamos los zapatos en casa

15. España no es flamenco, toros, sol, sangría y paella

Estos son los VÍDEOS que nombro en el vídeo

Estos son los EPISODIOS DEL PÓDCAST que nombro en el vídeo

Transcripción del vídeo “Cómo entender a los españoles: 15 choques culturales en España”

-Bueno, chicas, me voy, que estoy súper cansada y mañana trabajo.

-Oye, ¿qué tal te va en ese nuevo trabajo?

-Bueno, no me puedo quejar.

-Blablablablablabla….

-Venga, me voy ya, hablamos por whatsapp.

-Sí, sí, ¿pero duermes aquí en el pueblo o te tienes que ir al campo?

-Aquí, porque blablablá…

-Blablablabla…

¡Hola a todos y todas! Como ya sabéis, mi nombre es Lucía y soy profesora de español. En este vídeo vamos a ver los principales choques culturales que puedes experimentar si vienes a España o si te relacionas con españoles. En este otro vídeo ya vimos dos choques culturales, así que, si todavía no lo has visto, va siendo hora. El primer choque cultural que te va a MOLESTAR muchísimo es…

  1. Tardamos mil horas en despedirnos

– Bueno, chicas, yo me voy, que estoy muy cansada y mañana trabajo.

– Oye, ¿qué tal te va a en ese nuevo trabajo?

– Bueno, no me puedo quejar, la verdad. Blablablabla…

En otras palabras, calcula cuándo vas a quererte ir, para avisar con bastante tiempo de antelación y así, luego,  poderte ir tranquilamente. ¿Por qué? Porque, si no, puede pasar algo así:

– Me voy, que mañana trabajo.

– Oye, ¿qué tal te va en ese nuevo trabajo?

– Muy bien. Adiós.

– ¿Qué pasa? ¿Se ha enfadado?

– Sí, tía, ¿qué le pasa? ¿Hemos dicho algo malo?

Los españoles nunca nos vamos de manera inmediata. Primero avisamos de que nos tenemos que ir y, luego, desgraciadamente, podemos estar otros diez, quince, veinte minutos, media hora o a saber hablando, dependiendo de la situación y de las personas, será más o menos tiempo, pero mucho. Nunca nos vamos a ir de manera inmediata y, si alguien hace eso, vamos a pensar que es porque tiene un problema: está enfadado o algo así.

  1. Decimos muchas palabrotas

– Jod…

– La host.. p…

– Blablabla…

En otros países es muy normal no decir ninguna palabrota o decir solamente una palabra que empieza por la letra “m” y termina por “ierda”. En España os podéis asustar. ¿Significa eso que somos maleducados? ¿O que somos sinceros y expresivos? Tenedlo en cuenta, porque si alguien os dice “¡eh, cabrón, cuánto tiempo sin verte!”, si es con tono simpático, todo está bien. O “joder, esto está buenísimo” o “hostia, nena, que no sabía que te casas, ¡enhorabuena!”. Todo está bien, todo está maravillosamente. Es lo natural en España.

“El agua esta fría de cojones”.

  1. Somos impuntuales

No somos impuntuales en el trabajo pero, en general, sí somos impuntuales con nuestros amigos y con nuestras familias. Pero sobre eso ya hemos hablado, así que mirad este vídeo de aquí arriba: “La puntualidad en España”.

  1. Horarios españoles: las comidas

Nosotros no comemos a las 12:00. Comemos a las 14.00 o a las 15.00. Y no cenamos ni a las 17.00, ni a las 18.00, ni a las 19.00. Los españoles cenamos a las 21.00 o a las 22.00 (de la noche). De hecho, si vamos a un restaurante en España durante el fin de semana, es bastante probable que nos digan que el segundo turno de cenas (hay un primer turno a una hora y un segundo a otra hora) pues que el segundo turno de cenas es a las 22.30. Claro que habrá gente que coma o cene antes, pero son excepciones a la regla, no es lo habitual.

  1. Horarios españoles: los comercios

En muchos países, lo normal es que las tiendas abran desde por la mañana hasta las siete de la tarde o así, ¿no? Pues en España no. Habitualmente, en España, las tiendas abren por la mañana sobre las nueve o las diez, dependiendo de qué tipo de comercio; cierran al mediodía para comer y descansar; y luego, sobre las cinco o cinco y media, vuelven a abrir. ¿Y a qué hora cierran? Depende, pero en torno a las ocho y media o nueve.

Hablo de lunes a viernes, ¿eh? Los sábados hay un horario diferente: quizá abren más tarde por la mañana o más tarde por la tarde (normalmente), o quizá no abren por la tarde, dependiendo de en qué momento del año estemos. Y los domingos no se abren las tiendas. Sí abren las tiendas en centros comerciales o en zonas, lugares muy visitados, pero en pueblos o en barrios normales de ciudades, las tiendas no abren nunca los domingos.

  1. Horarios españoles: ¿mañana, tarde o noche?

Para nosotros, los españoles, la mañana, la tarde y la noche no se corresponden en muchas horas con la mañana, la tarde y la noche en otros países. Lo habitual es que hasta que tú comes al mediodía, en tu cabeza, es por la mañana. ¡Pero cuidado! Al “mediodía” en España NO significa a las 12. Es a la hora de comer. ¿Y a qué hora te he dicho que comemos en España? A las 14.00, aproximadamente. O sea, que si todavía no son las 14.00 y no has comido, tú, cuando te cruces a una persona por la calle, tienes que decir “buenos días” y no “buenas tardes”, porque en tu mente sigue siendo por la mañana.

PEEEEERO, y aquí hay un gran “pero”, aunque sigamos diciendo “buenos días”, sucede algo. Y es que si hablamos de “la una”, o sea, de las 13:00 horas, decimos que es “la una de la tarde”. Para eso sí es la tarde, para nombrar la hora, pero si saludamos por la calle, nadie te va a decir a la una “buenas tardes” no. Te van a decir “buenos días”, porque todavía no han comido. Decimos “la una de la tarde” porque “la una de la mañana” no es por la mañana. “La una de la mañana” es “la una de la madrugada”, es decir, de la noche.

– Bueno, ¿y hasta qué hora es por la tarde?

Empieza a ser por la tarde desde el momento en que comemos, o sea, desde las 14:00, y hasta el momento en que vayamos a cenar. Es decir, hasta las 21.00. Para nosotros, las ocho son “las ocho de la tarde”, no “las ocho de la noche”. Sin embargo, las nueve ya no son “las nueve de la tarde”. Son “las nueve de la noche”. ¿Por qué? Porque es la hora de cenar.

  1. Horarios españoles: ¿a qué hora nos acostamos?

Depende. Si una persona trabaja MUY temprano, pues obviamente se va a acostar MUY temprano. ¿Y qué es “muy temprano” para los españoles? Las once de la noche. Que una persona esté durmiendo a las 23:00… Es como si fuera un abuelito o una abuelita. Las doce es una hora más habitual para irse a dormir o para estar durmiendo ya.

Es decir, una persona se puede ir a la cama, se puede acostar, a las 23:30. Pero, que a esa hora esté ya durmiendo, es un poco raro, a las once y media. Solo para personas que lleven un horario muy madrugador por las mañanas, para niños o para ancianos, quizá. Así que, como os digo, las doce es un horario muy normal para acostarse, pero también es posible que sea más tarde. Yo, por ejemplo, nunca, nunca me duermo antes de la una de la mañana, y conozco a muchísima gente que también se acuesta muy tarde o, incluso, más tarde.

  1. Horarios españoles: la fiesta en España

Esto de los horarios para salir de fiesta lo podéis ver ejemplificado en este vídeo que os dejo por aquí arriba. En él, hago preguntas a un amigo andaluz de cómo es vivir en Granada y nos cuenta muy detalladamente cómo es la fiesta en Granada, cuáles son los horarios, cuántas horas se suele salir de fiesta en Granada, por qué lugares, etc.

Pero bueno, aquí os voy a decir lo más básico: España es un país muy social. Nos gusta estar en la calle y nos gusta estar con amigos. Por eso, si somos jóvenes, eso de irnos a las 2 de la mañana (o sea, por la noche) a nuestra casa… no. En España, los fines de semana se cena y, después, se sale con los amigos. O se cena con ellos y, después, se sale. ¿Y qué significa “salir” aquí? Salir a tomar algo o salir de fiesta. Podemos preguntar: “¿salimos esta noche?”. Esto es que nos vamos a tomar una cervecita o nos vamos a ir a tomar algo o, a lo mejor, de fiesta.

Es decir, tenemos la cena, que puede terminar, dependiendo de si has cenado en tu casa antes o en un restaurante después, sobre las 22.30, 23.00, 23.30, incluso 00.00. Y, después, nos vamos a “tomar algo”, que es tomar algo (esto parece que es un té pero ya os digo que un té no) que es “tomar algo” de forma tranquila en un bar (una cerveza, una tónica, algo). Y, finalmente, podemos elegir si irnos ya de fiesta o no. Porque estar sentado en un bar tomando una cerveza no es “salir de fiesta”. “Salir de fiesta” es irte a una discoteca de fiesta.

¿Hasta qué hora están abiertos los bares? Pues depende del tipo de licencia que tengan. Hay algunos bares, muchos, que pueden estar abiertos hasta las 2 de la mañana y muchos otros bares que pueden estar abiertos hasta las 4 de la mañana; pero después, cuando cierran o incluso antes, si queremos seguir de fiesta, nos vamos a ir a una discoteca. Y las discotecas en España suelen cerrar en torno a las 6 de la mañana.

A mí, personalmente, ya se me han pasado esos tiempos fiesteros, ya no me entusiasma “salir de fiesta”, pero sí me gusta, me encanta, como a muchos otros españoles de mi edad o mayores, quedarme tranquilamente en un bar con amigos, tomando algo y charrando. ¿Hasta cuándo? Pues hasta las 3 o las 4 de la mañana perfectamente. No es algo extraño.

  1. En España no hay “snacks”

A ver, esto es mentira. Pero para que me entendáis: en España no hay simples “snacks”. Aquí, las comidas entre horas tienen nombre. ¿Cómo creéis que aguantamos vivos desde por la mañana, temprano, hasta la hora de comer, a las 14:00? ¿Cómo creéis que sobrevivimos desde la hora de comer, sobre las 14:00 o las 15.00, hasta la noche, hasta las 21:00 o las 22.00? Pues gracias a dos comidas pequeñas intermedias: el almuerzo, que se toma, se come a media mañana, y la merienda, que se come a media tarde. Aunque no todo el mundo come, ¿eh?

Cuidado con la palabra “almuerzo”, porque en casi toda España (y hablo de España, no de Latinoamérica), en casi toda España el “almuerzo” se refiere a ese “segundo desayuno”, pero en algunas zonas de España como, por ejemplo, en gran parte de Andalucía, el almuerzo no es ese segundo desayuno. El “almuerzo” es la palabra que se utiliza para referirse a la comida principal del día. O sea, que si vais a alguna parte de Andalucía o a Canarias, o a algunas otras zonas, pensad a qué se refieren cuando dicen “almuerzo”, si a ese segundo desayuno (como la mayor parte de España) o a la comida principal del día.

  1. La siesta en España

Sobre este tema estuvimos hablando muchísimo rato Antonio y yo en el pódcast “Erre que ELE: Para hablar español”. Os dejo el enlace aquí abajo. Es, en gran parte, un estereotipo. ¿Por qué? Porque no todos los españoles nos echamos la siesta. Sí, muchos lo hacen, muchos sí se echan la siesta pero, a lo mejor, son quince, veinte minutos. Hay otras personas que, bueno, a lo mejor duermen media hora o, como máximo, si eres una persona normal, como máximo una hora, no más. Yo, personalmente, nunca me echo la siesta, ni lo hacía antes. Y conozco a muchísima gente que tampoco lo hace. Es que a mí, personalmente, incluso me sienta mal. Si alguna vez me duermo sin querer, porque estoy muy cansada, cuando me despierto es como si hubiera perdido la mitad de mi cerebro. No me gusta, no me ha gustado nunca. Y hay muchísima gente que tampoco se echa la siesta. Sin embargo, en otros países, mucha gente se echa la siesta pero el estereotipo lo tenemos los españoles, no sé por qué. Así que, escuchad ese episodio del podcast que os digo, porque os puede interesar.

  1. Damos dos besos (mua, mua) para saludar y para despedirnos

Cuando saludamos a un amigo o familiar o cuando nos despedimos de él, le vamos a dar, nos vamos a dar mutuamente dos besos, uno en cada mejilla. Muchas veces no es “mua” (besar directamente), sino que simplemente es “mua” (mejilla con mejilla), no llegamos a tocar con los labios, muchas veces. Hay gente que sí, pero es gente un poco rara. No, algunas personas personas mayores sí tocan con los labios, pero normalmente hacemos así: “mua, mua” (mejilla con mejilla). Chicos entre chicos, no, solo si son familiares y de diferente edad (por ejemplo, un abuelo con su nieto, un padre con su hijo, un tío con su sobrino). Entonces, normalmente, dos chicos que son amigos o dos chicos que son familiares de la misma edad se darán la mano (“hola” y apretón de manos) y ya está. Pero un chico y una chica, y una chica y otra chica que sean amigos o familiares siempre se van a dar dos besos tanto para saludarse como para despedirse.

Si hay varias personas, pues también les vamos a dar besos a todas esas personas. No obstante, si hay mucha gente, podemos poner una excusa, decir que son muchos y saludar con la mano. Y, si nada más llegar, si inmediatamente nos ponemos a hablar con una de esas personas, sí le daremos, seguramente, dos besos, pero ya está, a nadie más.

  1. Los regalos en España

¿Qué pasa con los regalos en España? ¿Los abrimos delante de la otra persona o no? ¿Los cambiamos si no nos gustan o nos aguantamos con ellos? De eso ya hemos hablado en otro vídeo, así que le puedes echar un vistazo clicando por aquí arriba.

  1. Los españoles enseñamos nuestra casa

Esto sé que os va a sonar rarísimo a muchos de vosotros, pero es lo que hay. Cuando un amigo o familiar viene a nuestra casa por primera vez, les vamos a enseñar TODA la casa. Y cuando digo TODA la casa, digo TODA la casa. O sea: esto es el aseo, esto es la cocina, esto es el salón, y esto es MI DORMITORIO. Sí, en España también enseñamos esas partes más privadas, más íntimas de la casa. Así que, cuando un amigo o amiga o familiar
(quien sea) español venga a tu casa, le tienes que enseñar toda la casa. Es decir, límpiala antes, sé consciente de que tienes que prepararla, porque cuando vayan se la tienes que enseñar. Ahora, hablo solo de la primera vez, ¿eh? El resto de veces ya no. El resto de veces van directos al salón y ahí se quedan. El aseo, como mucho, y ya está. O la cocina, si tenéis que tomar algo

  1. No nos quitamos los zapatos en casa

La primera vez que yo entré en una casa fuera de España, como sabían que en España no nos quitamos los zapatos, me dijeron:

– Lucía, quítate las zapatillas y déjalas ahí.

Y yo les respondí:

– ¿Que me qué?

Vamos a verlo otra vez.

– Lucía, quítate las zapatillas y déjalas ahí.

– ¿Que me qué?

En España, entramos con las zapatillas de la calle en de la casa y, cuando viene gente, cuando viene gente a visitarnos, también entran con zapatillas de la calle. Esto, realmente, si lo pensamos, es una cerdada. Es decir, es una marranada, es una cochinada, es algo muy sucio, porque estamos metiendo la mier** de la calle dentro de la casa. Pero es lo que hacemos.

Lo he visto en muchos otros países, que se quitan las zapatillas antes de entrar, y es como: “ay, ¿por qué no podemos hacer esto también en mi país?”. Yo ya lo hago, ¿eh? En mi casa, dejamos todas las zapatillas en la entrada antes de pasar al resto de la casa y solo pasamos al resto de la casa con las zapatillas que se llaman “de estar por casa”, las zapatillas de casa. Pero no puedo pedirles a los invitados que vengan a mi casa que se quiten las zapatillas, porque eso no es normal en España. No es normal ir a otra casa y quitarte las zapatillas. Así que yo no puedo pedírselo a nadie. Y, además, me pueden decir la típica de: “o sea, tus perras sí entran con las ‘zapatillas’ de la calle, pero yo no puedo entrar con las zapatillas de la calle”. No, en España no es normal quitarse el calzado de la calle antes de entrar a la casa. Por desgracia.

  1. España no es flamenco, toros, sol, sangría y paella

Este punto nos daría para varios vídeos, así que resumo. No vengáis a España pensando que vais a encontrar en todas partes flamenco, toros, sol, sangría y paella, porque no. Son grandes estereotipos y sobre varios de ellos hemos hablado en el pódcast, así que te invito otra vez a que vayas a escucharlo. Así, dicho muy rápidamente:

  • ni yo ni nadie español que yo conozca sabe bailar flamenco;
  • odio la tauromaquia, al igual que buena parte de la población española, y la prohibirán seguro dentro de unos años (igual unos cuantos años) pero la prohibirán porque es una bestialidad de maltrato animal;
  • en España también puede hacer frío y mucho frío, puede llover y puede nevar muchísimo, dependiendo de la zona;
  • nunca bebo sangría, al igual que casi ninguno de mis amigos;
  • y sí, la paella me encanta, pero tenemos tropecientas comidas más que son maravillosas y, además, muchísimos españoles no saben cómo cocinar la paella.

España es muchísimas más cosas que esas y te animo a que las descubras por ti mismo viniendo a visitarla. Si todavía tienes ganas, aquí tienes muchísimos más vídeos sobre cultura española. Nos vemos muy pronto. ¡Chao!



Puedes encontrarme en:

1 comentario en «Cómo entender a los españoles: 15 choques culturales en España»

  1. Pingback: 43. No cojas autobuses en Argentina (pódcast Erre que ELE: Para hablar español) - Erre que ELE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *